No es difícil darse cuenta que Puerto Vallarta y Riviera Nayarit nuevamente están experimentando mercados inmobiliarios muy activos, con la cantidad de construcciones que están teniendo lugar (especialmente en el centro de Vallarta) y por el tamaño de las publicaciones inmobiliarias. No es lo mismo que en 2007, pero parece que va en esa dirección.

Las estadísticas de la asociación regional de bienes raíces, AMPI, respaldan esto, mostrando que las ventas de bienes raíces en 2017 aumentaron un 36% en comparación con el año anterior (reportado por Harriet Cochran en PV Mirror). La asociación tenía $1,600 millones en inventario en promedio en 2017 y logró vender $2262 millones de la misma, o sea, un 16%. Eso genera un mercado muy fuerte, que se refleja en la diferencia entre el precio de lista y el precio de venta, que fue solo del 7%. Y debido a esto, el precio de venta promedio de las propiedades se está apreciando, con un aumento del 4% reportado el año pasado.

El precio de venta promedio de un condominio fue de $ 277,000, que aún está por debajo del precio promedio en 2007, antes de la recesión, lo que significa que el mercado aún tiene espacio para crecer y para que los precios continúen subiendo.

Las tendencias en favor de Puerto Vallarta son que está a solo 3-4 horas de distancia del hogar de muchos estadounidenses, hay una comunidad de expatriados muy numerosa y activa, y es relativamente segura, al menos en comparación con otras áreas de México (¡y algunas ciudades de Estados Unidos!). El clima es excepcional, y ciertamente estamos teniendo una temporada increíble este año con temperaturas promedio de 30ºC y un cielo azul claro. Eso realmente debe significar algo para los estadounidenses y canadienses que han visto uno de los inviernos más fríos de la historia. Y, por supuesto, hay numerosas actividades que uno puede hacer, como el golf, la pesca, el surf y la navegación, las cuales son posibles de realizar durante todo el año. Y luego tenemos los restaurantes, los teatros, los mercados... la lista sigue y sigue.