En un reporte realizado recientemente por Timothy Real Estate, se presentaron estadísticas de Flex, el servicio de MLS de AMPI Vallarta, y las ventas de bienes raíces reflejaron un dramático incremento en 2016 por sobre 2015, con 612 ventas en comparación a las 442 del año anterior. Eso significa un impresionante aumento del 38.5 %. Sin embargo, las ventas en bruto de casas, condominios, locales comerciales y terrenos solo aumentaron un 22.4 %, llegando a $174,595,423 USD en relación a los $142,543,573 USD del 2015. Los agentes parecen estar vendiendo más pero a precios más bajos.

La mayoría de las ventas de bienes raíces que se realizan son usualmente de condominios, el tipo de propiedad más común en Puerto Vallarta y Nayarit. En 2016, el 70 % de las ventas fueron de condominios, con el 30 % restante dividido entre casas, terrenos y locales comerciales. El precio promedio de venta de un condominio en 2016 fue de $219,801 USD, mientras que en 2015 fue de $290,678 USD. Eso significa una caída del 24 % en el valor de los condominios. El precio promedio de venta de casas fue de $451,386 USD a $371,583 USD.

Parece ser que el mercado está experimentando una fuerte demanda de propiedades, especialmente condominios, por debajo de los $250,000 USD, por encima de propiedades más caras. Al hablar con agentes inmobiliarios, dejucimos que este es el límite de precio con el cual los compradores se sienten cómodos; están dispuestos a cambiar amenidades, vistas y tamaño de unidades, por precios más bajos. La demanda de propiedades sobre los $500,00 USD se mantiene baja, hasta que entras a mercados exclusivos como Punta Mita, en donde se ha encontrado una demanda relativamente fuerte y constante por unidades por arriba del millón.

Todo es muy interesante a la par que el mercado bursátil está llegando a puntos altos nunca antes vistos. ¿Cuándo decidirán las personas que es tiempo para sacar esas ganancias del mercado y comprar una propiedad en el paraíso para el retiro de más de $250,000 USD? ¿Tal vez la próxima temporada? Tendremos que esperar, pero hasta ahora, parece que la tendencia continuará siendo propiedades de bajo precio.