Hoy en las noticias escuchamos de nuevo que algunas capitales de Europa está sufriendo ataques terroristas. Una vez más las preocupaciones acerca de la seguridad están resonando a través del atlántico y llegando a costas de Norteamérica. Todos nos preguntamos si es algo que veremos pronto suceder en las Américas. Afortunadamente, para los habitantes de Norteamérica, esta tiene algunas ventajas geopolíticas con respecto a sus vecinos del este.

Recientemente George Friedman de Maudlin Economics publicó: “Norteamérica es una isla de tranquilidad y oportunidad…” si la comparamos con otras partes del globo. Cuando se trata de seguridad, algo muy presente en las mentes de muchos hoy en día, Norteamérica es como una isla tranquila, separada de las regiones del mundo donde hay más conflicto.

Al este y oeste los océanos pacífico y atlántico proveen a Norteamérica con miles de millas de protección, el círculo polar ártico cumple una función similar al norte. Norteamérica está conformada por tres países y tiene solo una frontera terrestre al sur, la cual mide tan solo 870 kilómetros. Compara estos con la Unión Europea que consiste de 28 países, comparte miles de kilómetros de fronteras terrestres con 13 países no afiliados a la UE, y aunque está rodeada de agua, el Mediterráneo es todo lo que la protege de los lugares donde la mayoría de los conflictos están sucediendo, el cual es fácilmente navegable en embarcaciones pequeñas hacia Grecia o Lampedusa en Italia. Agrega a esto que la UE tiene que lidiar con múltiples lenguajes, muchas culturas, un problema de migración que se ha salido de control y tienen la formación de grupos terroristas en casi todos los países que son miembros.

Norteamérica también es una isla de oportunidad, El PIB de la UE es mayor que el de EUA por solo $18 billones, pero cuando México, Canadá y EUA combinan los suyos, el total asciende a $21.8 billones conviertiéndole en la mayor unión económica del mundo por un 20 %. El comercio Canadá-EUA y México-EUA está balanceado en la mayor parte. El TLCAN ha unificado la economía del continente al proveer grandes oportunidades de comercio para los tres países.

Friedman continúa, “Primero, el Hemisferio Oriental (Eurasia en particular) está en camino a un fallo sistemático. La UE está luchando con un cúmulo de problemas. Rusia está enfrentando fallos económicos y estratégicos, particularmente el colapso de los precios del petróleo. China trata de encontrar normalidad y mantener la estabilidad social. Con respecto al Medio Oriente, no hay resumen que sea suficiente. El resto del Hemisferio Oriental está pasando por lo que yo llamaría “la inestabilidad usual”. Comparado con otras partes del mundo, Norteamérica no solo es notablemente estable sino que está prosperando económicamente… con México como la región más prometedora en economía. Mientras que los poderes del Hemisferio Oriental se tambalean al borde de un volcán económico, EUA se ha mantenido relativamente aislado de las caídas en la demanda de importaciones globales, y EUA aísla muy bien a los países en sus fronteras norte y sur”.

Friedman sostiene que México, de los tres países que conforman Norteamérica, puede tener más que ganar. "México tiene el onceavo PIB más alto del mundo basado en la paridad del poder adquisitivo, según el Fondo Monetario Internacional. A medida que se debilita el Euro, subirá a los primeros diez en un futuro no muy lejano." En la actualidad se encuentra entre el Reino Unido e Italia. No está mal para un país que, por desgracia, es considerado por muchos estadounidenses como una nación del Tercer Mundo, donde predominan los cárteles de la droga y las personas pobres están desesperadas por emigrar a EUA. Los estadounidenses tienen que cambiar esta manera de pensar y reconocer que México es un jugador importante del mundo y un gran vecino para tener.

En éste año de elecciones se escucha mucho que EUA no es estupendo, pero eso es lo que sucede durante las elecciones mientras los candidatos luchan por la presidencia. Sin embargo, cuando lo comparamos con lo que está sucediendo en el resto del mundo y considerando su posición geopolítica, no solo le va muy bien a EUA, sino que probablemente está en la mejor posición para seguir superando a mucho del resto del mundo, junto con sus vecinos Canadá y México.