A los que conducen a través de la Zona Hotelera le resultará difícil perder de vista el nuevo centro comercial que se encuentra actualmente en construcción frente a las torres de condominios Grand Venetian. La Isla es un desarrollo de dos niveles, con temática de villa el cual, una vez terminado, ofrecerá 80 espacios comerciales. Algunos de los nombres de marcas que ya se han inscrito son Crate & Barrel, Benetton, Guess, Starbucks, Coach, American Eagle y H & M. También habrá un multo-cinema con ocho salas y un food court. Puede haber incluso un casino involucrado, aunque esto no ha sido confirmado. Se proyecta para abrir sus puertas a finales de este año, tal vez para el comienzo de la próxima temporada alta. La Isla está situado justo al lado de otro centro comercial: Plaza Península, del cual corre el rumor de que ahora se centra en ser más de un centro financiero para la banca, casas de inversión y servicios relacionados.

Esto continúa una tendencia de los negocios de salirse o cerrar sus oficinas en el centro de la ciudad. La zona hotelera, donde en la actualidad hay cuatro grandes centros comerciales, además de numerosos centros comerciales pequeños, así como Walmart y Sam’s. Aunque sin duda hace que el acceso a las compras sea más fácil para los locales y turistas, ha tenido un efecto devastador en las zonas comerciales del centro de Vallarta. Calle Morelos, ubicada a una calle del Malecón, está plagado de espacios comerciales vacíos en alquiler o arrendamiento, donde una vez se trataba de un área muy activa de El Centro. El lado norte del Río Cuale ha sido más afectado por la tendencia, aunque el lado sur, (Los Muertos, Olas Altas, Emiliano Zapata) sigue siendo popular, después de haberse hecho un nombre después de años de ser la hermana pobre del "otro lado", al norte del río. No sólo es popular entre los turistas, sino también con las personas que quieren vivir aquí. Numerosos desarrollos pequeños condominios-boutique, han surgido en los últimos años, alimentando la demanda de personas que quieren estar donde está la acción y no tener que conducir para llegar allí.

Esta tendencia donde el centro de la ciudad se desvanece, es una que ha afectado a muchas ciudades canadienses y estadounidenses en el pasado, aunque muchos han logrado recuperarse después de años de declive a través de fuertes programas de mejoramiento urbano. Tal vez eso es lo que el centro de Vallarta tiene que hacer, redescubrirse. Mejorar los problemas de transporte y de aparcamiento, que hagan fácil el disfrutar (no habiendo autobuses que pasan cada 30 segundos dejando humo negro) y con un fuerte plan urbano.