Para los compradores americanos esto hace que sea más sencillo para ellos, ya que pueden utilizar la misma moneda que utilizan en casa. Pero para los mexicanos y canadienses, es una cuestión diferente que se ha vuelto cada vez más evidente en el último año ya que tanto las monedas de Canadá y México han perdido valor en comparación con el dólar estadounidense. En esta situación, lo que se venda en USD se vuelve más caro; tal como bienes raíces en Puerto Vallarta o Riviera Nayarit.

Por ejemplo, un condominio en la lista de USD $100.000 hoy (enero de 2016) tendrá un costo para un canadiense de CAD $ 145.000. La moneda que gana y ahorra. Eso es una gran diferencia, especialmente cuando se toma en cuenta que hace cinco años el condominio le habría costado sólo $ 100,000 CAD (CAD estaba a la par con el USD).

Lo mismo ocurre con los mexicanos. El mismo condominio les costaría MXN $ 1.800.000; una cantidad sustancial, sobre todo cuando el mismo condominio, con el mismo precio hace cinco años, les habría costado sólo $ 1.150.000.

Así que para los americanos si no hubiera habido ninguna apreciación en el mercado en los últimos cinco años para este tipo de condominio, estarían pagando el mismo precio hoy como en aquel entonces. Pero los canadienses tendría que pagar casi el 50% más y los mexicanos casi un 60% más.

En su mayor parte, se trata de condominios que se construyen con productos mexicanos valuados en pesos, y que incurren en costos de mantenimiento en pesos. Pero aún así, se venden en dólares estadounidenses.

Los estadounidenses, sin embargo, no la tienen tan fácil aquí; todo está bien mientras compran bienes raíces, pero cuando van a vender se llevarán una sorpresa ya que las ventas de inmuebles se registran en la oficina de registro de propiedad en pesos.

Tomemos como ejemplo el mismo condominio que se ha mencionado anteriormente, no se ha apreciado en absoluto en los últimos cinco años. Si una pareja estadounidense lo había comprado en 2011 y lo están vendiendo por el mismo precio el día de hoy, podrían creer que no están ganando ni perdiendo, a excepción de la comisión de bienes raíces, pero ese no es el caso.

En 2011 ese condominio habría sido registrado con un valor de $ 1.150.000 de pesos en la oficina de títulos. Cuando la venta se registre hoy en día, será por $ 1.800.000 de pesos. Cuando el departamento de impuestos vea esto, tomarán en cuenta que esta pareja acaba de hacer una ganancia de capital de $ 650.000 pesos. Ahora, ellos pueden deducir un poco por el costo de la inflación, pero la inflación no ha sido tan alta en los últimos años en México. Lo más probable es que esta pareja va a tener que pagar MXN $ 200.000 en ganancias de impuestos sobre el capital, o alrededor de USD $ 11.000. Esto no los hará muy felices.

¿Y qué decir de los canadienses y los mexicano si hubieran comprado y vendido ese mismo condominio a la misma hora?

Los precios se registraron por igual, pero si se toma en consideración las diferencias en las tasas de cambio, ambos lograron obtener una ganancia de capital - los canadienses hicieron CAD $ 45.000 y los mexicanos MXN $ 650.000 pesos. ellos también tendrían que pagar impuestos, pero todavía estarían llevando la delantera, sobre todo si se compara con los vendedores estadounidenses.

En los últimos años, debido a un endurecimiento de las normas para que los mexicanos inviertan en USA, muchos mexicanos que tenían cuentas de banco en USA las cerraron y trajeron su dinero de vuelta a México. Los mexicanos siempre están un tanto preocupados sobre una depreciación del peso (¡Y la historia les ha dado la razón!) y prefieren tener sus ahorros en dólares. Algunos han notado que si invierten su diento en propiedades valuadas en dólares en áreas turísticas como Puerto Vallarta, su inversión está más protegida. El lado amable de esto es que el peso hizo exactamente lo esperado y se depreció, así que los compraron sus propiedades hace apenas unos años han visto un retorno de inversión del 30 - 40 %, en caso de que decidieran venderlas ahora.

Por lo tanto, aunque puede ser un buen momento para que los estadounidenses compren bienes raíces en Puerto Vallarta y Riviera Nayarit, es un buen momento para que los canadienses y mexicanos vendan. Lo convierte en un mercado interesante ...