Se ha mencionado mucho a Costalegre en las noticias últimamente, el área al sur de Bahía de Banderas que está todavía dentro del estado de Jalisco, corre desde la punta sur de Bahía de Banderas (Cabo Corrientes) al sureste hacia Barra de Navidad (y la frontera de Jalisco con Colima). Es en su mayor parte una costa espectacular que no tiene desarrollos inmobiliarios grandes, solo algunos pueblos costeros esparcidos a lo largo de la costa, intercalados con pocos, pero muy lujosos y privados resorts. Pero algunas de las noticias recientes no dan mucha información exacta sobre donde se propone construir estos nuevos desarrollos y lo que podrían representar. Y eso es decir poco, no muchos están familiarizados con esta poco poblada región de México y la información veraz no siempre llega.

¿Por qué existe esta ausencia de desarrollos? Principalmente por la falta de infraestructura, tal como carreteras que unan Costalegre con potenciales turistas nacionales de las principales ciudades del país, así como poco o nulo acceso para el transporte aéreo como para atraer turistas internacionales. Puesto de manera simple: es difícil llegar a Costalegre. Segundo, hay quieres prefieren que se mantenga tal y como está.

Costalegre comienza con las cadenas montañosas costeras de Cabo Corrientes, cubiertas de una frondosa y verde selva tropical, que se precipita a una línea costera rocosa intercalada con pequeñas calas y pintorescas playas. A medida que el terreno cae hacia el sur, se vuelve más plano y seco, más árido, casi como un desierto. Esto continúa por kilómetros, nada más que playa y lagunas de agua salada, con solo algunos brotes de roca hasta llegar a Chamela donde la costa se torna de nuevo escarpada y el follaje más denso, extendiéndose hasta Barra de Navidad, la frontera sur de Costalegre.

Costalegre comprende casi 200 km de línea costera pero la mayor comunidad (Barra de Navidad) cuenta con tan solo 8,000 habitantes, porciones de ella no pueden ser usadas para desarrollos. Cerca de 50 km de su costa están compuestos por esteros y tierras áridas, unidas con vías acuáticas hechas por el hombre, para acondicionarlas para la cosecha. Otros 40 km son propiedad privada y los dueños tienen poca o nula intención de construir o vender, al menos no por lo pronto. Aún así, las tierras aptas para la construcción en Costalegre son de un tamaño similar a Bahía de Banderas.

Es difícil obtener información de Costalegre. Los principales actores y propietarios de la región tienden a reservarse los asuntos relacionados con la tierra, en parte para proteger su privacidad y en parte para inhibir el desarrollo. Es muy parecido a un club privado con pocos miembros y es la principal razón porque todo se ha mantenido igual por tanto tiempo. Hay muy pocos propietarios de tierras muy vastas quienes están felices de mantener las cosas como están. Han establecido sus propios planes urbanos que involucran vivienda de baja densidad, tienen como prioridad el proteger la ecología y el entorno natural. Muchas de sus regulaciones auto-impuestas han sido adoptadas por las municipalidades locales y son ahora parte de su Plan de Desarrollo.

Mientras el gobierno trabaja en infraestructura y mejores accesos, algunos desarrollos de bienes raíces están siendo construidos - actualmente están en diversas etapas - por algunos “actores” de la región. hay unos seis u ocho de ellos con parcelas de alrededor de 1000 hectáreas a lo largo de Costalegre. Para ponerlo en perspectiva, Punta Mita, probablemente el mejor conocido mega-desarrollo cerca de Vallarta, consta de 600 hectáreas. Estos propietarios dominan la región y tienen una influencia considerable sobre el desarrollo del área. Algunos de ellos han formado una asociación de empresarios de la región (Asociación de Empresarios de Costalegre) para trabajar junto al gobierno en mejorar la infraestructura regional y asegurarse que existen fuertes y aplicables reglas relacionadas al desarrollo. Hay también unos 10 actores menores adicionales, con 200 a 500 hectáreas, mezcladas con tierras ejidales a lo largo de toda la costa.

Con estos planes en marcha y la tierra, siendo en su mayoría ejidal en proceso de ser regularizada, el cambio se está dando, aunque lentamente. Pareciera que cada vez que el mercado en Vallarta tiene un auge, se empieza a hablar también de Costalegre. Pero cuando el mercado se desacelera, las pláticas al respecto prácticamente desaparecen.

Costalegre, en su mayoría, es una inversión a largo plazo. Hay algunos nuevos actores de la región que quieren ver crecimiento y parecen compartir la visión de los locales con respecto a desarrollos de baja densidad y alto valor. El gobierno de Jalisco parece estar más motivado ahora, envidiando toda la atención que Riviera Nayarit ha recibido en los últimos años, de ver nuevos desarrollos en Costalegre. Pero en el pasado han sido restringidos por una falta de fondos para proyectos de infraestructura, así como preocupaciones por parte de los dueños de ejidos y grupos activistas en pro del medio ambiente de la región.

El Estado actual de la Infraestructura de Costalegre

Los dos aeropuertos internacionales más cercanos están en Puerto Vallarta y Manzanillo, esto implica un viaje por carretera de más de dos horas para llegar a la mayor parte de Costalegre. El gobierno se ha comprometido con un número de proyectos - el primero comprende la construcción de un nuevo aeropuerto internacional cerca de Chamela, localizado justo detrás del desarrollo de Xala. Está previsto para ser terminado en 2017, siendo capaz de servir a aviones de hasta 170 pasajeros. La única marina a lo largo de la costa está localizada cerca de Barra de Navidad dentro del desarrollo de Isla Navidad, aunque hay planes para construir una en Chamela.

Pero hay planes en marcha y el trabajo ha comenzado para mejorar la infraestructura existente así como el sistema carretero actual. El primer paso comprende el agregar carriles al tramo de Boca de Tomatlán a El Tuito, la porción más difícil de toda la carretera a Costalegre que sale de Vallarta y se adentra en las montañas y la planicie costera. El trabajo ha estado en marcha intermitente desde hace años, al estar terminado podrá reducir al menos media hora de viaje al ir a los principales destinos de Costalegre desde el norte. Pero eso no revuelve el principal cuello de botella, que es el tráfico del aeropuerto de Vallarta que tiene que pasar a través de Vallarta y luego por sobre las montañas de la Sierra Madre. Tan solo ese tramo puede tomar una hora en recorrerlo.

En el sur, una segunda fase involucra el mejorar y agregar carriles a la carretera de La Huerta a Melaque, lo que podría significar un acceso más rápido a Costalegre desde Guadalajara, reduciendo el tiempo de viaje a tres o tres horas y media a la mayoría de los destinos en Costalegre.

Comunidades Costeras Populares

A lo largo de la línea costera de Costalegre, el inventario inmobiliario parece estar situado en los extremos bajos o altos del mercado, sin muchas opciones entre los dos. Propiedades con precios bajos a moderados se pueden encontrar en su mayoría en Barra de Navidad, (la comunidad costera más grande de Costalegre), Melaque y La Manzanilla, donde hay comunidades de buen tamaño de expatriados, principalmente americanos y canadienses, viviendo parcialmente o de tiempo completo.

Desarrollos de Bienes Raíces y Hoteles

El desarrollo más reconocido de Costalegre es Careyes, un desarrollo de vivienda muy lujoso con un hotel boutique ancla. También está Las Alamandas al norte de Careyes, al sur se encuentran Cuixmala y Tamarindo, mientras que en el punto más al sur de Costalegre, está Isla Navidad.

Careyes, popular entre las celebridades americanas y la realeza europea, fue fundado en 1968 por Gan Franco Brignone y hoy en día continúa bajo la guía de su hijo Giorgio. Está construido alrededor de un hotel frente al mar, con 40 propiedades de lujo y algunos bungalows enclavados en los riscos que lo rodean. La Familia Brignone, al construir y ser propietarios de algunas de estas casas, crearon lo que se conoce como el “estilo arquitectónico Careyes”, donde el mediterráneo se encuentra con México. Por años, sus visitantes de elite se han hospedado en estas casas, o “casitas”, o en el hotel boutique Careyes. El desarrollo ha sido lento, pero lleno de propósito. El resultado es una de las costas más codiciadas del mundo.

Las Alamandas, situado en la región norte de Chamela, es propiedad de Isabel Goldsmith, donde ella tiene una casa y un pequeño hotel boutique con tan solo 16 suites, con capacidad para 42 huéspedes, todo localizado en 600 hectáreas de tierras privadas. Es una reserva ecológica auto-sustentable con 4 cristalinas playas y lagunas, pero ella no ofrece ninguna propiedad para la compra.

Cuixmala, tan solo 10 minutos al sur de Careyes, era propiedad privada de el financiero inglés James Goldsmith. El resort cuenta de más de 1,000 hectáreas y está contenido dentro de 13,000 hectáreas de la Reserva Biosfera de Cuixmala, formada por selva tropical, lagunas y espectaculares playas. Hoy en día es propiedad de y administrada como un resort de lujo por su familia. Goldsmith donó mucha de su tierra para la Reserva de la Biosfera Chamela-Cuixmala, en cooperación con la Universidad Nacional de México, la familia está todavía comprometida con la protección de la ecología y el medio ambiente de esta región.

Isla Navidad está en el punto más al sur de Costalegre, dentro de la región de Barra de Navidad, cuenta con dos hoteles, una marina de servicio completo con 200 peines capaz de alojar embarcaciones de hasta 150 pies. También hay 27 hoyos de golf diseñados por Robert von Hagge y oportunidad de comprar propiedades con golf, playa, marina y condominios. Isla Navidad está situada en 500 hectáreas frente una laguna pequeña en Barra de Navidad.

Nuevos Proyectos en Desarrollo

Los desarrollos de los cuales más se han escuchado noticias recientemente son The One & Only Santa María en Xala, The Cheval Blanc en Chamela y el Four Seasons en Tamarindo.

Xala es una gran península en la región costera de Majahuas, la cual tiene 8 km de playa en su frontera occidental y una muy grande laguna en su estrecho oriental, con un total de 1,200 hectáreas. Está localizada justo al norte de Las Alamandas, cuando el desarrollo esté terminado, contará con un resort de lujo (One & Only), residencias y condos con amenidades como spas, clubes de playa y posiblemente un campo de golf. Tomará como inspiración un “Lifestyle de Hacienda en la Playa” con un plan maestro para incorporar los elementos socioculturales de la región, incluyendo un “pueblo” y una villa de pescadores. El One & Only Santa María de Xala Resort consistirá de setenta y cinco villas y suites de lujo con albercas privadas y las nuevas residencias One & Only. La construcción del hotel está programada para comenzar este año. El nuevo aeropuerto de Chamela está situado justo al este de Xala.

Al sur de Xala y norte de Careyes, dentro de la región de Chamela, el grupo Moët Hennessy Louis Vuitton (LVMH) está construyendo The Cheval Blanc, un grande hotel y proyecto residencial que será parte de su colección de hoteles de lujo del mismo nombre. Los hoteles boutique de esta colección se pueden encontrar en lugares como Courchevel en los Alpes Franceses, las Maldivas y la isla francesa de Saint Barth. El plan maestro consiste en 910 hectáreas de tierra e incluirá un campo de golf de 18 hoyos diseñado por Robert von Hagge, 68 habitaciones del Cheval Blanc Hotel y eventualmente, hasta 525 propiedades de bienes raíces, todas frente o con vista al mar. El hotel está programado para ser completado el 2017, las oportunidades inmobiliarias estarán listas pronto después de eso.

Tamarindo es un desarrollo de 150 hectáreas dentro de la región de Tenacatita, propiedad de y operado por el empresario/banquero Roberto Hernández, fue originalmente construido por Grupo Situr en los finales de los 90’s. Tendría 52 lotes de propiedades, un campo de golf y un hotel boutique. El hotel y campo de golf fueron construidos y mientras el hotel estaba en operación era espectacular, consistía de casitas individuales a lo largo de la playa o la selva tropical detrás de ella. El campo de golf sigue en operación pero pocos terrenos se vendieron y aún menos se construyeron. El hotel cerró hace algunos años y ahora será re-inaugurado como Four Seasons Tamarindo. Es incierto si las casitas se mantendrán, pero ciertamente será más grande, aumentando a 160 cuartos. Se espera que la construcción y renovación empiece este año.

Con la nueva certeza de que el aeropuerto se construirá y los nuevos proyectos en desarrollo, tal vez el tiempo de Costalegre ha llegado.

Encontrarás más información y un mejor mapa mostrando las ubicaciones de estos proyectos en MLSVallarta.com. Así como información adicional acerca de algunas propiedades actualmente listadas a lo largo de esta costa.