Cuando se trata de comprar bienes raíces, puedes adquirir una propiedad que ya existe, una propiedad en re-venta o “preexistente”, o puedes comprar en “pre-venta”, algo que todavía no existe, que está o estará en la fase de construcción al cerrar el trato y no está terminado en su totalidad. Las diferencias entre estos son importantes cuando se trata de comprar propiedades. Al cerrar el trato en una re-venta, obtendrás las escrituras de la propiedad (ya sean a tu nombre o el de un fideicomiso), mientras que en una pre-venta, a menudo estás cerrando el trato antes de que las escrituras estén disponibles, eso tiene algunos riesgos inherentes que todo comprador debe conocer. David Connell, un abogado local especializado en bienes raíces publicó un artículo en este sitio en el cual habla sobre los tipos más comunes de proyectos en “pre-venta” que existen, qué debería buscar en la negociación si harás una oferta por una propiedad en pre-venta, qué pasa si el desarrollar desaparece y no hay nadie disponible para terminar el proyecto, así como lo más importante, cuáles son las posibilidades de que esto ocurra y cómo podemos reducir riesgos y protegernos. Vale la pena leer el artículo si estás considerando el comprar una propiedad en pre-venta.