Hay una interesante “guerra” sucediendo en Hawaii, escrita por el Bloomberg Businessweek, que está poniendo al 1 % contra el .001 % y está haciendo pasarla muy mal a los dueños de casas resort que usualmente rentan sus propiedades.

El Hualalai Resort en la Isla Grande de Hawaii es propiedad de Michael Dell y operado por Four Seasons. Hay hotel Four Seasons con más de 300 casas y condominios, con 7 restaurantes en el hotel que son frecuentados por propietarios y sus huéspedes. Pero la situación de acaba de tornar muy costosa para los huéspedes de los propietarios.

Aunque existe un número de conflictos que ponen a los propietarios unos contra otros, el problema de las rentas es uno interesante. Si rentas tu casa, tus huéspedes (o tú, tomado de tu cuota de renta) tienen que pagar al resort $150 USD por cada adulto y $75 por cada niño para tener acceso a las instalaciones. Así que una familia de 4, tiene que pagar $450 USD al día solo por el derecho de estar dentro del resort. Durante la temperada alta la tarifa sube a $250 USD por adulto.

Propietarios preocupados, aquellos que han estado rentando su propiedad por varios meses al año, están enfrentando perder decenas o tal vez centenas de miles de dólares al año en ingresos por renta, junto con el hecho de que el precio de venta puede caer cuando los prospectos de compra se enteren de el costo extra a aquellos que rentan.

Un demanda colectiva por parte de 75 propietarios ha comenzado. Four Seasons argumenta que los propietarios agraviados debieron haber leído la letra pequeña del contrato ya que la administración siempre ha tenido el derecho de cobrar tarifas restringir el uso de las instalaciones del hotel.

El problema es que el hotel había estado ofreciendo gratuitamente estos servicios por años y ahora los está retirando. Los propietarios que habían establecido un buen negocio de renta y estaban acostumbrados a acceso libre de costo ahora están recibiendo un golpe.

Hay un Four Seasons en Punta de Mita pero no tiene este problema. Hay muchas instalaciones externas aparte de las del hotel para uso de los propietarios y ha sido bien establecido desde el principio que en Punta de Mita, las instalaciones del hotel, como el spa y los restaurantes, no son para uso de propietarios, a menos que haya espacio disponible - se requiere reservación.

¿Qué aprendemos de esto? ¡Lee la letra pequeña del contrato!