Riviera-Maya News publicó recientemente que Airbnb está construyendo su propio complejo de apartamentos de lujo en la Zona Hotelera de Cancún, el cual competirá directamente con el sector hotelero.

Esto, escriben, viene del desarrollador inmobiliario Miguel Ángel Lemus Mateos, quien informa que la plataforma de propiedades vacacionales está en proceso de construir un proyecto inmobiliario de 12 departamentos en la Zona Hotelera dirigido a los vacacionistas de lujo.

Lemus explicó que la inversión está lista y la construcción comenzará a finales de 2018. El proyecto tendrá precios por noche que llegarán a los $ 1,000 USD y cada apartamento estará completamente amueblado, ofrecerá acabados de lujo y un mínimo de tres habitaciones.

Esta no es la primera ocasión en que Airbnb desarrolla sus propios proyectos inmobiliarios. Ya se está construyendo un edificio de 324 unidades en Kissimmee, Florida, y el socio desarrollador de Airbnb planea abrir al menos otros tres proyectos en EE. UU. Para finales de 2018.

Esta parece ser la forma de Airbnb de evitar las estrictas restricciones de alquiler que afectan a los inquilinos que desean alquilar sus unidades cuando no las están usando. Las regulaciones de las administraciones en muchos edificios de apartamentos de de EE. UU. y Canadá a menudo limitan que esto se pueda hacer. Entonces, en lugar de intentar convencerlos de lo contrario, Airbnb está construyendo sus propios apartamentos de alquiler sin estas restricciones.

En el proyecto de Airbnb en Florida, los inquilinos tendrán permiso de alquilar sus casas en Airbnb por hasta 180 días al año, siempre y cuando le den a sus propietarios una parte de los ingresos que obtienen. Los apartamentos también estarán diseñados para facilitar la vida tanto para los anfitriones que comparten el hogar como para los huéspedes, con características como chapas sin llave, espacios comunes compartidos y un “anfitrión maestro" en cada propiedad que puede ayudar a registrar a los huéspedes y limpiar las habitaciones. El paquete viene con una nueva aplicación integrada de Airbnb que los inquilinos pueden usar para administrar sus alquileres a corto plazo.

Hmmm... me pregunto cómo van a reaccionar las asociaciones hoteleras locales ante esto.