El taxi está esperando. Las cortinas están cerradas y la puerta tiene doble llave, pero la ansiedad persiste. Después de todo, estás abandonando tu vivienda de ensueño en la bahía para volar hacia el norte, mientras que la brisa continua rociando las puertas del patio y las plantas del balcón se asolean bajo el sol de Vallarta. Las cuentas de luz y teléfono seguirán llegando a la puerta regularmente y tú agonizas porque, en algún lugar, una tubería goteará, creando un pequeño charco antes de que regreses.

No importa si el condominio es tu casa particular o una cómoda propiedad adquirida para generar un ingreso, de cualquier manera es una gran inversión. Y hacerte cargo de estos bienes a distancia puede ser demandante. Peor aún, puede exigirte más tiempo y esfuerzo del que puedes darle. Después de todo, cuando no estas en Vallarta, sigues teniendo vida –probablemente una más ocupada de la que tienes aquí. Por tanto, en lugar de dejar un juego extra de llaves con el vecino o con "la muchacha", piensa en darle esa confianza a un administrador profesional que mantenga tu hogar en perfecta forma, listo para ser disfrutado por ti, tus invitados o tus inquilinos.

Como en la mayoría de las cosas de la vida, seguramente quieres saber cual será el costo por este cuidado profesional. Y, como ocurre a menudo, la respuesta es "depende". El tamaño de la "unidad", que usualmente se basa en el número de habitaciones y los servicios que contrates son comúnmente los factores determinantes. Un paquete básico para quienes no rentan su propiedad, podría incluir lo siguiente:

  • El pago de utilidades, sirvienta, mantenimiento de la alberca y jardinero, si aplica
  • Proveer el personal, tales como sirvientas y jardineros
  • El pago de los impuestos de la propiedad
  • El pago de cualquier deuda relacionada con la propiedad
  • Asegurarse de que todo esté funcionando antes de tu llegada
  • Inspeccionar la propiedad una vez a la semana y reportar cualquier mantenimiento que sea requerido
  • Realizar inspecciones mensuales y reportes de contabilidad

Y, naturalmente, por un costo, todo desde abastecer tu bar y recogerte en el aeropuerto, hasta alimentar en tu ausencia al perico que tienes como mascota, está disponible.

Se necesita aún más ayuda de un administrador si piensas rentar tu propiedad. En algunos casos, la compañía comercializará tu propiedad y manejará las rentas. Si la compañía también administra tu casa, la comisión de la renta puede ser reducida y se hará cargo de todos los detalles. De otra manera, si tú mismo pones en renta la propiedad o mediante una agencia de bienes raíces sin relación con el administrador, esté deberá simplemente cobrar una cuota por recibir a tus inquilinos y asegurarse de que su estadía sea algo que quieran repetir. El administrador también tendrá la necesidad de inspeccionar la propiedad después de que los inquilinos se hayan ido y reportar cualquier daño o problema.

El termino "Profesional" es en algunas ocasiones relativo en México. Con la explosión de edificios alrededor de la bahía, el número de compañías responsables del manejo de propiedades ha proliferado. Nótese que no existe ningún tipo de licencia como requisito o entrenamiento requerido para los administradores de la propiedad en México. Además, estos servicios están disponibles en un sinnúmero de lugares: la administración de los condóminos, agencias de bienes raíces, la señora al final de la calle y compañías administradoras de todos tamaños. Así que, tendrás que renunciar a un rato en la playa y destinarlo a investigar quien administrará mejor tu propiedad.

Empieza por preguntar a tus amigos y vecinos cuales son sus recomendaciones, pero asegúrate de ser tú quien este cómodo al entregar las llaves de tu casa. ¿Buscas una organización grande, con una red muy amplia y muchos empleados, o una empresa pequeña, donde siempre trates con las mismas personas? Recuerda que tu administrador será la primera persona a contactar para cualquier inquilino o huésped en Vallarta.

Algunos puntos que debes considerar son:

  • ¿Es el personal 100% bilingüe?
  • ¿Existe una persona que pueda ser contactada las 24 horas por ti o tus huéspedes en caso de alguna emergencia? ¿Cuáles son las horas de oficina?
  • ¿Cómo y dónde deben registrarse los huéspedes?
  • ¿Cuál es la cantidad mínima que tendrás en tu fondo personal?
  • ¿Qué tipo de reporte mensual recibirás? ¿Existe flexibilidad en el tipo de reportes que te pueden presentar?
  • ¿Negociará la compañía los contratos de arrendamiento, cobrará la renta y rastreará los depósitos de los inquilinos? ¿Llevará la compañía un calendario de rentas por ti?
  • ¿Proveé la compañía algún servicio de construcción, si se requiere?
  • Si es de tu interés, ¿qué tipo de tecnología es utilizada? ¿Existe algún sistema en línea para revisar las cuentas en cualquier momento?
  • ¿Cuántas casas administran? ¿Con que tanto personal cuentan?
  • ¿Se especializa la firma en algún tipo de propiedades en particular (condominios, casas grandes, rentas de corto o largo plazo)?

En la entrevista, menciona una situación hipotética. Pregunta al administrador como trataría con un inquilino de tres semanas que llega con un perro a pesar de la política de no admitir mascotas. Infórmate sobre la política del manejo de las llaves en la oficina; ¡no quieres que nadie utilice tu casa para una fiesta!

Asegúrate que la compañía entienda que lo más importante para ti y tus inquilinos, es asegurarse de que todos pasen unos días increíbles y libres de estrés. Si se presenta alguna solicitud especial o alguien necesita ayuda al programar un paseo por el área, el administrador debe tener la habilidad de responder. Y para obtener lo mejor del administrador de tu propiedad, ¡recuerda ser un buen cliente! No hagas peticiones irracionales y trata de evitar cambios de ultimo momento. ¡No eres el único cliente!