El mercado de propiedad vacacional ha venido evolucionando de manera constante para satisfacer las necesidades de los consumidores y sus familias, y hoy en día existen muchas opciones a considerar. Cuando se trata de elegir una propiedad vacacional que se adapte a tu estilo de vida, es importante considerar la terminología del mercado y las opciones disponibles, comparándolas con tus preferencias vacacionales, objetivos de viaje y presupuesto. También vale la pena obtener información en línea y consultar a un profesional inmobiliario situado en la región.

Cinco Factores Indispensables

Existen cinco factores principales que indudablemente afectarán el costo de una residencia vacacional y deben ser considerados para asegurar que tu inversión cumpla con su objetivo.

  1. Ubicación: Como suele decirse, cuando se trata de bienes inmuebles, los tres factores más importantes son "ubicación, ubicación y ubicación", sin excepciones aquí en Vallarta y Nayarit. La ubicación de la propiedad afectará el precio de venta, tipo de vista y proximidad a las amenidades que prefieres. Vallarta y Nayarit ofrecen una amplia variedad de opciones, en cuanto a ubicación se refiere. Puedes estar en la ciudad o en una población cercana, un coto privado, un mega-desarrollo, en lo alto de una colina con vista a la bahía, junto a la playa, en una marina o a lo largo de un campo de golf. La variedad aquí es más amplia que en cualquier otro lugar de México.
  2. Vista: En un lugar cálido como Vallarta, donde pasarás mucho tiempo disfrutando de tu terraza, vale la pena contar con una buena vista. En la zona sur, las colinas circundantes ofrecen vistas espectaculares de la ciudad y bahía. Hay otras vistas a considerar, como campos de golf (donde alguien se encarga de podar el pasto), marinas (para poder observar tu yate o velero si tienes uno) y la jungla circundante (verdaderamente espectacular).
  3. Dimensiones: ¿Qué tanto espacio necesitas? ¿Vendrán a visitarte amigos o parientes y deseas que se hospeden contigo? Generalmente, contar con una habitación que funcione como oficina, cuarto de televisión o de huéspedes, es una buena idea. Y cuando se trata de un condominio, ¿buscas un proyecto grande? Conforme incrementa el tamaño del proyecto, suelen incrementar sus amenidades.
  4. Amenidades: Si te gusta jugar golf o el velerismo, probablemente preferirás estar situado cerca de un club de golf o marina. Si disfrutas salir a cenar o socializar, un lugar alejado no sería tu mejor opción. Y si te gusta surfear, nadar, o caminar por la playa, querrás contar con acceso al mar.
  5. Tiempo: ¿Cuánto tiempo tienes a tu disposición para disfrutar tu propiedad vacacional? Si sólo viajas por un par de semanas al año, ¿realmente necesitas comprar la propiedad? Tal vez sería preferible rentar o podrías considerar alguno de los tipos alternativos de propiedad vacacional mencionados a continuación. Pero si piensas disfrutar de la propiedad cuatro meses o más, seguramente te convendrá más el ser propietario de tiempo completo. Si deseas vacacionar por sólo unas semanas al año por ahora, pero piensas ir aumentando tus vacaciones conforme te acercas a tu jubilación, otra opción a considerar es adquirir una propiedad y rentarla durante los meses que no la utilizas, usando los ingresos para pagar gastos de mantenimiento y tu financiamiento (si utilizaste uno). El mercado de rentas ha sido sólido recientemente, por lo que seguramente podrás rentar tu propiedad frecuentemente, especialmente si tomaste en cuenta los cuatro factores: vista, ubicación, dimensiones y amenidades. Sin embargo, toma en cuenta que solo hay de cuatro a seis buenos meses para rentar y que coordinar y administrar las rentas puede tomarte tiempo.

Opciones Tradicionales de Propiedad Vacacional

La propiedad vacacional tradicional en Puerto Vallarta es una residencia o un condominio, de tiempo completo. Los condominios representan un 80% de dicho mercado. Existe una amplia variedad de opciones para cualquier propietario vacacional. La mayor parte del mercado actual consiste en propiedades de reventa, ya que el mercado de propiedades nuevas disminuyó durante los últimos cinco años. Sin embargo esto está cambiando, actualmente los desarrolladores están volviendo a construir, ofreciendo nuevos productos dirigidos al cliente de hoy: algo más pequeño, más económico y con menos amenidades para mantener los costos de inversión a un nivel accesible. Una desventaja de nuevos desarrollos es que uno no siempre tiene una idea concreta del resultado final. Sin embargo, sea este cual sea, se tratará de una propiedad nueva, construida con productos y diseños actuales. En algunos aspectos, adquirir una propiedad ya construida es una opción más segura (sabes lo que vas a obtener) pero no hay como adquirir una propiedad nueva para cuya construcción puedes contribuir con diseño y decoración. Con opciones tradicionales también puedes gozar del beneficio adicional de apreciación.

Las opciones tradicionales de propiedades vacacionales son favorecidas por aquellos que buscan un lugar para compartir con familia y amigos, o para rentar cuando lo deseen. Sin embargo, los propietarios tienen que afrontar la responsabilidad de mantenimiento por su cuenta, lo cual puede implicar la contratación servicio de administración de propiedades.

Condominios de Tiempo Completo

Para muchos, el condominio representa la manera ideal de disfrutar de vacaciones. Es fácil de mantener y cerrar con llave a la hora de regresar a casa. Efectivamente, implica convivir con los vecinos, a veces compartiendo todas las paredes (un aspecto importante a considerar cuando realices la compra), y también compartir la responsabilidad de reparación y mantenimiento con otros (lo bueno: los gastos son compartidos; lo malo: no siempre obtienes lo que deseas). Los condominios incluyen altas torres con vistas espectaculares. Hay opciones en el centro de la ciudad, lo que facilita el moverse de un lado a otro. Pero son comunidades compartidas, por lo que debes estar listo para vivir con sus ventajas y desventajas.

Residencias de Tiempo Completo

Hay nuevas y de reventa, pero las opciones son más limitadas que las de condominios. Y la limitación es mucho más grande si lo que buscas es una residencia en un desarrollo. Por otro lado, si deseas algo propio y original, puedes comprar un terreno y construir la casa de tus sueños. En propiedades residenciales, la convivencia con vecinos no es algo de que preocuparse, y tampoco tendrás a alguien viviendo abajo o arriba de ti. Pero deberás afrontar los costos de operación en su totalidad. No tienes que compartir la piscina o el jardín, por lo que tendrás más privacidad; pero deberás pagar su mantenimiento. Las propiedades con vista son escasas, a menos que busques en la Costa Norte o Sur de la bahía donde hay más elevación. La mayoría de las residencias vacacionales en Vallarta están situadas junto a campos de golf o canales de agua, como en Nuevo Vallarta. Dentro de cotos privados, por lo que ofrecen más seguridad, si esto te preocupa.

Opciones Alternativas de Propiedad Vacacional

Para quienes desean invertir únicamente en el tiempo disponible para disfrutar sus vacaciones, existen alternativas de comprar solo una porción o fracción de semanas o meses del año. En estos casos se puede obtener un título de propiedad, o un título de uso, con un periodo vigente de 25 a 30 años. Este tipo de propiedad vacacional es el mejor para aquellos que planean disfrutar su uso durante el periodo completo, ya que en su reventa, pocas veces se recupera el costo inicial y la plusvalía no es común.

Tiempo Compartido

En el caso de tiempo compartido, se puede adquirir un título de propiedad, derecho de uso, e incluso hay programas más flexibles basados en puntaje. Los propietarios adquieren un condominio o villa por una o varias semanas de uso dentro de un periodo fijo o flexible, lo que facilita programar vacaciones anuales durante la semana más conveniente. Con tiempo compartido, el consumidor puede adquirir tiempo en hoteles en muchos destinos y con un amplio rango de amenidades. Aunque la mayoría de unidades cuentan con dos recámaras y dos baños, las opciones van desde estudios hasta tres o más recámaras.

La adquisición es una compra única, que frecuentemente es financiada por el mismo desarrollador, y los propietarios pagan una cuota anual de mantenimiento basada en las dimensiones de la propiedad, ubicación y amenidades. Más que una inversión, el tiempo compartido es considerado como una alternativa a las opciones vacacionales tradicionales, y una manera de evitar la inflación vacacional. Los precios varían considerablemente, basado en los cinco factores previos, pero suelen ir desde $15,000 hasta $50,000 USD por semana. Puerto Vallarta es uno de los primeros y más exitosos destinos de tiempo compartido en México, y ofrece una amplia variedad de unidades, planes y precios.

Propiedades Fraccionales

Clubes de Residencias

Las propiedades fraccionales ofrecen un poco más que el tiempo compartido, ya que frecuentemente incluye un título de propiedad. Ofrecen el beneficio de ser dueño de una segunda residencia, pero a una fracción del costo y sin las responsabilidades de mantenimiento. Si tomas en cuenta que alguien en busca de una residencia vacacional suele planear usarla durante tres o cuatro semanas al año, la propiedad fraccional ofrece en promedio la misma cantidad de tiempo. Además, las propiedades fraccionales suelen estar afiliadas a hoteles de prestigio o boutique, por o que los propietarios pueden disfrutar de servicios y amenidades personalizados.

Los precios de las opciones fraccionales varían entre $60,000 y $650,000 USD, en base al plano, ubicación y dimensiones de la fracción. Además del costo de adquisición, también se deben considerar cuotas de mantenimiento. Aunque no han sido tan populares como el tiempo compartido en Vallarta y Nayarit, hay programas disponibles.

Clubes Vacacionales

Los miembros de un club vacacional no adquieren una propiedad específica, sino el derecho de programar vacaciones en cualquiera de las residencias o propiedades administradas por la compañía del club. En su mayoría ofrecen membresías cooperativas poniendo énfasis en una amplia variedad de experiencias vacacionales. La mayoría de los clubes vacacionales también ofrecen a sus miembros servicios de concierge.

La estancia promedio en clubes vacacionales va de una a nueve semanas y su costo varía desde $20,000 hasta $1.5 millones USD, con un reembolso típico del 80 al 100% si el comprador decide dejar el programa. Las cuotas anuales varían desde $1,500 hasta $30,000 USD. En algunas ocasiones se cobra también una tarifa por noche.

Condo Hoteles

Los condo hoteles ofrecen al público una porción de su inventario a la venta. El propietario lo puede utilizar para vacaciones, para alojamiento corporativo, o para ingresarlo a un programa de renta, usualmente administrado por el hotel. Por ende, los propietarios reciben ingresos por las rentas. El beneficio para el comprador es ser propietario de un bien en una ubicación privilegiada, con amenidades y servicios típicos de un hotel. También implican cuotas anuales. Los precios en los condo hoteles varían de acuerdo a las tendencias inmobiliarias, sin embargo, existen actualmente varias opciones en Vallarta.

Si hablamos de propiedades vacacionales en Vallarta y sus alrededores, las opciones disponibles son múltiples. El obtener exactamente lo que deseas requerirá el definir primero tus propias necesidades, investigando lo más posible los diferentes productos a tu disposición para poderlos comparar entre sí. Invertir algo de tiempo en ello desde ahora puede asegurar muchos años de beneficios en el futuro.